LOS OFICIOS TRADICIONALES

Existían profesiones organizadas en gremios; de todas las existentes,

la de los ferrones y herreros tuvo una mayor importancia socioeconómica y política.

LOS OFICIOS TRADICIONALES

Aunque en la nueva villa la agricultura siguió teniendo su peso el modo de vida de sus habitantes no dependía de la tierra, puesto que predominaban la artesanía y el comercio. Existían profesiones organizadas en gremios, como las de los carpinteros, canteros, cesteros, curtidores, toneleros, tejedores o carboneros. Pero de todas las existentes, la de los ferrones y herreros tuvo una mayor importancia socio-económica y política en el concejo de la villa.

 

La artesanía del hierro fue convirtiéndose en la industria del hierro y los productos manufacturados en sus ferrerías no fueron solo para consumo local, sino que con el tiempo fueron exportados a numerosos puntos de la Península, de Europa e incluso América. El objetivo de abrir una ruta comercial que motivó la fundación de la villa se había cumplido.

 

LA FABRICACIÓN DE ARMAS

Desde finales del siglo XV y durante los siglos XVI y XVII, la villa de Elorrio desempeñó un importante papel en la fabricación tanto de armas blancas como de fuego. Esta actividad pudo tener su origen con los inicios de la propia industria ferrona local.

 

Consta que a finales del s. XVI Elorrio contaba con una importante industria dedicada a la fabricación de picas y lanzas, no en vano los lanceros de esta población poseían renombrado prestigio. En un informe datado en 1575 se indica que mensualmente salían de sus fraguas alrededor de 3.000 picas y 1.500 lanzas. Este armamento tenía como destino las tropas imperiales de Carlos V y Felipe II, entre estas, los tercios de Flandes.

 

Las picas podían superar los 6 metros de longitud, aunque en los tercios españoles la medida reglamentaria habitual era de 5,42 m y 4,17 m. Para poder fabricarlas necesitaban grandes cantidades de madera de fresno, razón por la cual en los montes de la zona existía una gran masa forestal de esta especie.

 

Pero en las factorías locales no solo se fabricaba armamento, sino también corazas, cascos, escudos y otros elementos propios de la defensa, a veces con destino a otros países. En mayo de 1555, Joan García de Leaniz, natural y vecino de Elorrio, firma una carta de compromiso con cinco maestros armeros para la fabricación de 1.500 coseletes (armaduras completas) con sus respectivas celadas (cascos) para ser entregados al rey de Portugal, Juan III, el Piadoso.

FERIA DE OFICIOS ANTIGUOS
FERIA-OFICIOS-ANTIGUOS
  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle

Calle Berrio-Otxoa, 15 

48320 Elorrio (Bizkaia) 

Contáctanos

OFICINA DE TURISMO

Síguenos

TEL.: 946 820 164   

E-MAIL: info@elorrioturismo.eus  

Descubre más en:

Elorrio,

donde el tiempo se detiene.