UN DÍA EN ELORRIO

con Julia y Rául

Tras varios meses de trabajo intenso decidimos que ya era hora de disfrutar un poco y relajarnos, así que salimos de Burgos sin rumbo fijo y terminamos en Elorrio. Habíamos estado previamente, pero solo nos había dado tiempo a conocer la villa y teníamos pendiente visitar varios lugares del entorno.

Vía de Arrazola

Queríamos respirar un poco de aire fresco y pasear por lo que en la oficina de turismo nos recomendaron recorrer la Vía Verde de Arrazola. ¡Todo un acierto!


La vía verde transcurre bajo la atenta mirada de monte Anboto en un entorno que parece de película. Un paseo muy agradable sin cuestas que nos sirvió para desconectar completamente de nuestra rutina diaria.

"Parece imposible que haya tantos rincones mágicos y paisajes asombrosos en tan poca distancia"

RAÚL HERRERA, Burgos.

Ruta romántica por el entorno rural

Después de la caminata comimos un menú del día en Elorrio y nos dirigimos a Argiñeta, donde comenzaba la Ruta romántica que nos fascinó completamente.

Argiñeta

La primera parada de la necrópolis de Argiñeta nos sorprendió gratamente: nunca imaginamos encontrarnos con un paraje tan mágico y evocador. Es como un museo al aire libre por el que poder pasear, uno de esos rincones en los que se detiene el tiempo para que tan solo tengas que disfrutar de la paz y tranquilidad que transmite el lugar.

Barrio Mendraka

La segunda parada fue en el Barrio Mendraka, donde vimos que había una bodega de txakoli y sin pensarlo dos veces nos acercamos a preguntar si vendían botellas. La suerte estaba de nuestro lado, porque no solo vendían txakoli sino que también ofrecían visitas guiadas por la bodega que finalizaban con una cata de txakoli acompañado de unos pintxos. ¡No se puede pedir más!

 

Con vistas al viñedo y saboreando el único txakoli que se hace en Elorrio, nos pareció estar en algún lugar de la Toscana.

Fuente Berriozabaleta

Para finalizar la Ruta romántica nos fuimos a la que llaman “la Fuente del Amor”. No sabemos si es verdad la historia que esconde esta fuente pero a nosotros nos encantó. Leímos que un tal Plácido Manuel de Berriozabalbeitia conoció a su mujer en Perú, donde fue un personaje importante de la alta sociedad. Al volver a su pueblo natal con la mujer, esta echaba de menos su tierra y a su marido no se le ocurrió otra cosa que construirle una fuente como las que había en Perú para que se sintiese como en casa. ¿No os parece de lo más romántico?

La fuente nos pareció preciosa y a la vez curiosa, pero lo mejor de todo es el paisaje. Os aconsejamos ir al atardecer: hay una luz preciosa que embellece aún más el entorno. Para nosotros fue un momento idílico y uno de esos recuerdos que no se olvidan nunca. Y sí, sí que en Elorrio se detiene el tiempo, sobre todo en ciertos rincones mágicos. ¡Volveremos seguro!

 

¡Ah! Un último consejo: para pasar la noche, lo mejor una casa rural o agroturismo. Los dueños son los que mejor conocen el entorno y os contarán los secretos mejor guardados de Elorrio.

Ver video

  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle

Calle Berrio-Otxoa, 15 

48320 Elorrio (Bizkaia) 

Contáctanos

OFICINA DE TURISMO

Síguenos

TEL.: 946 820 164   

E-MAIL: info@elorrioturismo.eus  

Descubre más en:

Elorrio,

donde el tiempo se detiene.